Alicia Losada

Voz y alma 

Proveniente del Neo Soul, el Hip-hop y la Poesía.
Esta cantante nacida en Barcelona (España),
presenta una propuesta vocal muy cálida y
llena de emotividad.

El principio

Con más de 500 conciertos de experiencia en diversos proyectos y formaciones a lo largo de su trayectoria, 4 discos autoeditados y un libro de poesía, Alicia Losada emprende su proyecto más ambicioso hasta el momento con Aly Alma, una experiencia musical viva, orgánica y elegante que se inspira en las raíces de la música afroamericana. Un trabajo con mucha Alma y muy personal como se puede intuir por el nombre del mismo; no apto para personas que no gusten de la intensidad, las emociones y la música viva .

“La música que me llena, será sin duda la que podré compartir y expresar de la mejor manera” y bajo esta premisa nació esta idea de crear tres shows eligiendo estilos de música de los que más me gustaran y que de alguna manera pienso se complementan muy bien para poder crear ambientes más animados o más íntimos, siempre con ese toque teatral que me encanta para poder interpretar y tratar a cada canción cómo se merece.

¿Y cómo llegué a este punto?

Pues la historia se remonta a mi adolescencia…
Me introduje en la cultura del Hip Hop a través de la disciplina del Breakdance y allá por el año 2000 bailaba yo todas las tardes en Sants- Estació (Barcelona) en la calle y aprendía de este arte que me obsesionaba, junto a otros bailarines que conocí en distintas circunstancias, al principio en el entorno de discotecas de “música negra”. A partir de ahí me cautivó esta cultura urbana multidisciplinar y tan rica y paralelamente a mi pasión por bailar fui jugando también con el arte de rapear. No me costaba demasiado escribir mis propias letras, ya que siempre me había gustado leer, escribir poesía y relato corto, y así fui desarrollando esta faceta.

Realicé algunas maquetas pero sentía que necesitaba más para expresarme y algo me impulsaba a cantar; así que empecé a canturrear y a mezclar rap con poesía y fragmentos cantados. Los años fueron pasando y por circunstancias de la vida no tenía tiempo de trabajar ambas disciplinas como me gustaría y tuve que elegir, decantándome hacia la parte musical. Fue entonces cuando decidí iniciar mis estudios musicales para disponer de más recursos para expresar, comprender y compartir mejor con la música. Conforme iba aprendiendo, seguí probando y componiendo, jugando y realizando actuaciones y colaboraciones con diversos proyectos musicales. Trabajé en algunas orquestas y formaciones de música de baile hasta que fui a parar a un proyecto tributo a Amy Winehouse; probablemente hay un antes y un después en mi vida después de esa experiencia.
Tras todos estas vivencias llegó un momento en que tenía muy claro que quería dedicarme a la música y poco después hubo otro momento clave en que decidí que quería dedicarme a esto y que además quería hacerlo a mi manera y con la música que a mi me llena.
Sabía que no sería fácil pero tampoco uno se da cuenta de las dificultades hasta que no se encuentra en ellas. No obstante, considero que es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida y ahora me encuentro tomando muchas decisiones constantemente. Personalmente creo que nada te enseña tanto como tomar tus propias decisiones. Da miedo, pero nada excepto la libertad de decidir te brindará la oportunidad de conocerte y poder dar la mejor versión de ti mism@.

Socials
YouTube
Instagram
Menú